Revitalización de Highland Park afecta a residentes de bajos recursos, denuncian durante vigilia comunitaria

Bertha Rodríguez Santos/ Fotos: © Leopoldo Peña.

Residentes de Highland Park crean conciencia sobre el desplazamiento de familias de bajos recursos por la gentrificación.

Residentes de Highland Park crean conciencia sobre el desplazamiento de familias de bajos recursos debido a  la transformación de la comunidad causada por la llamada gentrificación o remodelación por bienes raíces. Foto: © Leopoldo Peña.

Patricia Lara ha vivido 34 años en el barrio mayoritariamente latino de Highland Park. Desde hace 16, renta un departamento de dos recámaras al que llegó pagando 600 dólares. Sin embargo,  el costo de su vivienda ha incrementado. Hace poco,  su casero le notificó que desde enero su pago ya no será de mil 400 sino que aumentará a mil 700 dólares. Su sueldo, calcula, se irá prácticamente en la renta.

Patty es una entre alrededor de 150 personas que la tarde del 13 de diciembre caminaron por las calles de Highland Park para manifestar su inconformidad con el proceso de revitalización, modernización o gentrification que ahora es evidente por todos lados en este barrio al noreste de Los Angeles.

No a los desalojos. Foto: © Leopoldo Peña.

No a los desalojos.
Foto: © Leopoldo Peña.

Con luces de velas en las manos, así como pancartas alusivas a defender el barrio y en contra del desplazamiento de las familias que por décadas han vivido en el área, los manifestantes caminaron desde la plaza de los veteranos localizada en la intersección del boulevard York y la calle Figueroa hasta el parque Tierra de la Culebra.

La llamada gentrificación se caracteriza por transformar totalmente las comunidades desplazando a las familias de bajos ingresos -en Highland Park un 70 por ciento de sus habitantes son latinos-, para dar lugar a nuevos residentes, los llamados hipsters (chicos progresistas y contraculturales, de familias ricas) y yuppies, jóvenes profesionales adinerados que trabajan en nuevas tecnologías.

En Highland Park los cambios son evidentes en la apertura de nuevos bares, restaurantes caros, galerías de arte, locales de yoga, negocios de ropa vintage, sitios de comida vegan, vegetariana y productos orgánicos, tiendas de productos para fumar con vapor producido por electricidad (vape places), entre otros establecimientos que reemplazan los negocios tradicionales como ferreterías y tiendas familiares.

"La Vivienda es un Derecho Humano"

“La Vivienda es un Derecho Humano”. Foto: © Leopoldo Peña.

Aparte de todos estos cambios, es notable la intervención de grandes corporaciones de remodelación y bienes raíces. El gran negocio es comprar propiedades “deterioradas”, remodelarlas y luego multiplicar las ganancias.

Otro de los problemas que los residentes de la clase trabajadora señalan es un drástico incremento del costo de la renta en vivienda.

La caminata del sábado por la noche hizo dos paradas frente a dos edificios en los que los nuevos dueños ya desalojaron a sus antiguos habitantes para iniciar las remodelaciones y en adelante cobrarán rentas estratosféricas para los bolsillos de sus anteriores ocupantes.

Una de las paradas fue frente al edificio localizado en el 226 de la Avenida 57, del que los organizadores de la manifestación informaron que han sido desalojadas 18 familias.

La revitalización crea desamparados. Foto: © Leopoldo Peña.

La revitalización crea desamparados.
Foto: © Leopoldo Peña.

Jordan es una joven que ha pasado toda su vida en el barrio. En su opinión, el desplazamiento de familias tiene muchas implicaciones ya que destruye los lazos que existen entre vecinos y miembros de la comunidad porque dijo, es como si fueran una familia extendida de la que se depende para intercambios de favores como cuidar a los hijos, recurrir cuando se te acaba el azúcar, pedir prestada una lavadora de ropa, etcétera. El tejido social comunitario resulta quebrantado con la gentrificación.

Para Jordan no se trata de rechazar a los nuevos vecinos sino de darles la bienvenida. En cambio, otra joven madre de familia dijo que ella no puede evitar el resentimiento contra los recién llegados ya que a causa de este fenómeno, su madre se ha quedado desamparada, en la calle. “Estoy molesta, ya de por sí estamos batallando. Estamos siendo desplazados a otros lugares”, dijo.

Los participantes en la vigilia también hicieron un alto frente al edificio 101 N. de la Avenida 55 donde fueron desalojadas 12 familias.

Luchar por un lugar en su barrio transformado. Foto: © Leopoldo Peña.

Luchar por un lugar en su barrio transformado.
Foto: © Leopoldo Peña.

Una representante de la organización North East Los Angeles, dijo que algunos ocupantes no quisieron tomar el dinero que los propietarios del edificio les ofrecieron para que desalojaran la vivienda y se quedaron a vivir unos días en el estacionamiento. Los vecinos podían ver colchones y otras pertenencias de la familia. Finalmente tuvieron que irse.

La corporación propietaria del edificio es Adaptive Realty, cuyo dueño, Moses Kagan “es un banquero con acciones en Nueva York y Londres”.

Este agente de bienes raíces, señaló la activista, tiene 15 propiedades distribuidas en Silver Lake, Echo Park, Boyle Heights y Highland Park.

Patricia Lara dijo al tomar la palabra frente a los manifestantes, que su edificio de la avenida Garvanza, se encuentra en malas condiciones. Agregó que el dueño “aumenta la renta pero no hace arreglos. Tenemos ratones, cucarachas; no hay electricidad en la cocina, hay moho y hace poco hubo una inundación en el estacionamiento”.

Patty dice que aveces ella sugiere a su hijo de 21 años que mejor busquen a dónde mudarse pero el joven quien nació, ha crecido y trabaja en el área piensa que deben luchar para quedarse en su comunidad pero sin pagar precios tan altos por la renta.

“Los nuevos negocios no son para nosotros, nosotros no podemos pagar por estos servicios”, advirtió Río, una activista de Echo Park quien dijo que en su comunidad la revitalización ya está muy avanzada.

El diálogo sobre cómo evitar que los residentes actuales sean desplazados por la oleada de niños bien, hipsters y yuppies debe continuar, sostuvieron los activistas.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s