Líderes Latinos se Equivocan al Apoyar a Obama sobre Migración, o La Traición de Algunos Líderes Latinos a la Comunidad Migrante

Profesor Gonzalo Santos, miembro de la Coalición Pro Inmigrante de Kern, CA.

Profesor Gonzalo Santos, miembro de la Coalición Pro Inmigrante de Kern, CA.

Por Gonzalo Santos *

Aveces, es imposible guardar silencio cuando se trata de nuestros propios amigos. Este es uno de esos momentos. Como alguien que está involucrado en el movimiento por los derechos de los inmigrantes en Bakersfield, California, donde también vive la señora Dolores Huerta, estoy muy decepcionado y estoy profundamente en desacuerdo con su decisión de brindar un apoyo público a la decisión del presidente Obama de retrasar una acción ejecutiva para dar un necesario alivio administrativo a millones de inmigrantes que viven con el miedo de ser deportados a un ritmo de mil personas al día por su administración, rompiendo la promesa de que actuaría, como lo ha hecho muchas veces antes.

Ha sido realmente aterrador ver cómo el presidente ha seguido en los últimos seis años, la estrategia inmoral, implacable y cruel de deportar a más de dos millones de inmigrantes atrapados en un sistema inoperante, con la vana esperanza de ganarse el favor de los cada vez más recalcitrantes y xenófobos republicanos.

Cuando se hizo más obvio que el presidente había fracasado, tuvo que actuar, y prometió que lo haría. Es inadmisible que el presidente haya sucumbido a los políticos de su mismo partido en estado de pánico y sin escrúpulos, y retrasado una acción de nueva cuenta, mientras ha seguido deportando gente, con lo que ha traicionado la confianza de nuestras comunidades inmigrantes latinas y asiáticas. Estas son las mismas comunidades que pacientemente han estado con el presidente en las buenas y en las malas desde que asumió la presidencia en el 2009, a pesar de la serie de promesas incumplidas y su falta de valor político.

Es puro oportunismo político de parte de él – o de cualquier otro demócrata, incluyendo a la señora Huerta-, colocar los intereses electorales inmediatos de su partido por encima de las necesidades urgentes de nuestra comunidad, y luego tratar de calmarlos al aconsejar tener más “paciencia” (¡!), “tener fe en el presidente” (¡!), o invocando falsos peligros como lo que ocurriría si los republicanos terminaran controlando el senado.

Aparte de que esto podría suceder de todas maneras, – de manera nada insignificante debido a la desilusión de la base del partido demócrata por no enfrentar a los republicanos en muchos asuntos centrales -, si el partido republicano termina en control del senado, que sería por un margen pequeño, el presidente puede vetar cualquier iniciativa de ley que éste y la Cámara de Representantes aprueben (que ataque los derechos de los inmigrantes, las mujeres, etcétera).

Sí, Obama tendrá problemas para lograr la cooperación del congreso, pero él de todas maneras no ha obtenido ningún apoyo en la Cámara de Representantes sobre la reforma migratoria, igualdad de salarios, etcétera, en los últimos seis años. La falta de cooperación bicameral ha arrojado el mismo resultado de que si sólo una cámara no cooperara: ninguna iniciativa se convierte en ley. (Cuando los demócratas controlaron ambas cámaras del 2009 al 2010, por cierto, tampoco no hicieron nada sobre inmigración, y en los 11 años de Bush, la terca oposición en contra de una justa y duradera reforma migratoria era fuertemente bipartidista).

Entonces, es un argumento engañoso que la señora Huerta usa para, en efecto, disculpar y encrubrir políticamente al presidente, tristemente más por su bien conocida lealtad partidista que por cualquier preocupación honesta por las cada vez menores expectativas de reforma migratoria y otras reformas necesarias. La verdad es que este presidente debió haber actuado hace varios años, y quienes han consistentemente dado excusas de su inacción ejecutiva y falta de valor político mientras todos ellos seguían “En espera de Godot” (la obra de teatro de la eterna espera de Godot, que nunca se aparece) – e incluso rogando al presidente para que retrasara tomar cualquier acción, como lo hicieron algunos en el pasado mes de junio para su eterna vergüenza-, o quienes sólo critican y denuncian a los republicanos al mismo tiempo que guardan estricto silencio sobre las traiciones de los demócratas, no han ayudado ni la causa migrante ni a nuestra comunidad.

El precio a pagar por los funcionarios latinos electos y líderes comunitarios por anteponer políticas partidistas por encima de la justicia social y la defensa de la comunidad es la pérdida de credibilidad y legitimidad, lo cual es una lástima para alguien con la estatura de la señora Dolores Huerta y los otros prominentes líderes latinos quienes por mucho tiempo han estado abyectamente excusando a Obama y el historial fallido de su partido sobre una larga lista de asuntos.

Es tiempo de que ellos se den cuenta de esto y empiecen a luchar en contra no sólo de los republicanos por sus fobias anti latinas y anti-inmigrantes, y sus ataques de odio, las cuales todos debemos de combatir, sino también contra los demócratas por su oportunismo comprobado, su constante negligencia hacia las demandas de nuestras comunidades, sus repetidas promesas incumplidas y sus traiciones.

No es por nada que cuando me volví ciudadano el año pasado me registré como independiente y hoy aconsejo a todos a hacer lo mismo. En las próximas elecciones, ciertamente tengo la intención de votar y exhorto a todos a que también se registren para votar y voten. Hay importantes proposiciones y candidatos que se han ganado nuestro apoyo, pero yo no tengo la intención de votar por ningún demócrata que no haya directamente y públicamente cuestionado y condenado a Obama por su terrible récord de deportaciones masivas y promesas incumplidas. ¡Ustedes tampoco deberían de hacerlo! Hasta que veamos hechos, no promesas, no deberíamos apoyar, -ya ni se diga tener fe y confianza- en este presidente o cualquier otro líder electo o candidato. Yo digo: ¡Ya basta de que los políticos piensen que siempre cuentan con nuestro voto incondicionalmente y sin tener que rendir cuentas, gente!

El Dr. Gonzalo Santos, es profesor en la Universidad Estatal de California en Bakersfield y un activista en defensa de los derechos de los inmigrantes. Este artículo de opinión fue escrito en respuesta a las declaraciones de Dolores Huerta en las que la veterana líder campesina, respalda al presidente Obama en su decisión de retrasar una acción ejecutiva en favor de millones de inmigrantes sin documentos en Estados Unidos. Traducción al español, por Bertha Rodríguez-Santos. Para ver la entrevista a Dolores Huerta, hacer click aquí. here.

For the English version visit:

http://newamericamedia.org/2014/09/why-latino-leaders-are-wrong-to-stand-with-obama-on-immigration.php

Advertisements

Leave a comment

Filed under Acción Diferida Para Todos, Justicia para Migrantes, Legalización Ahora, Migrantes, Niños Migrantes Centroamericanos, Trabajadores Latinos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s